Robot de cocina >> Procesador de alimentos

Comparativa de las mejores procesadores de alimentos

Existe mucha confusión a la hora de comprar un procesador de alimentos o una batidora; mucha gente piensa que se trata exactamente de lo mismo, cuando hay diferencias de importante. El procesador está más bien pensado para el procesado de alimentos en seco: es capaz de picar, de rallar o moler, pero sin que existan líquidos de por medio. En cambio, una batidora necesita que existan líquidos para poder fluir entre las cuchillas, obteniendo así los mejores resultados. Una vez que se tenga bien clara la diferencia, entonces ya podremos empezar a estudiar los mejores modelos.

Comparativa: los mejores procesadores de alimentos

Existen muchos tipos de procesadores de alimentos en el mercado, con prestaciones más o menos sofisticadas. Encontrar tu procesador de alimentos, aquel que realmente merece la pena, no es tan fácil como parece. Por ello, te hemos preparado una comparativa con las 5 mejores opciones:

Nº 5

Procesador de Alimentos AEVOBAS

Características
PROS
  • Seguridad: Bloqueo de seguridad para evitar accidentes.
  • Potencia: Gran potencia de motor de 1100W.
  • Buena capacidad: Capacidad de 3.2L.
CONS
  • Ninguna pega que le podamos poner.
Detalles

Inauguramos esta comparativa de procesador de alimentos con este modelo que seguro te va a parecer interesante. Es capaz de ofrecernos las funciones que vamos a destacar a continuación: puede cortar, rebanar, exprimir jugo, mezclar, rebanar, amasar masa, cortar carne, batir huevos, moles. Además, podemos elegir la velocidad entre 3 intervalos diferentes, siendo un buen recurso para adaptarse a nuestras preparaciones culinarias (frutas, cereales, verduras, carne…).

La capacidad es bastante alta, de 3.2L. Cuenta con un tazón de mezcla de capacidad 1.5L, siendo muy útil para preparar todo tipo de jugos, batidos y zumos para cualquier miembro de la familia.

El motor funciona a una gran potencia de 1100W: por si acaso necesitamos un poco más, también cuenta con función de pulso, que nos proporciona toda la potencia y el control adecuado para hacer nuestro plato favorito.

Tiene también función de bloqueo de seguridad: la máquina tan solo empezará a funcionar cuando el accesorio está ensamblado correctamente. Una vez que hayamos terminado de usarlo, todas las piezas desmontables serán fáciles de limpiar (y es que se pueden introducir en el lavaplatos sin ningún tipo de problema).

Nº 4

Aigostar VitaFresh 30HLX

Características
PROS
  • Sin materiales tóxicos: Diseñada libre de BPA y de Bisfenol A.
  • Jarra de gran capacidad: Capacidad de jarra de 720ml.
  • Bloqueo de seguridad: Evitará accidentes.
CONS
  • La potencia del motor es algo justa.
Detalles

Este modelo es un buen candidato a convertirse en el mejor procesador de alimentos del mercado teniendo en cuenta el nivel de prestaciones que nos ofrece. Es un modelo 3 en 1: puede cortar la fruta o verdura (en rodaja, juliana, la puede rallar) o hacer lo mismo con la carne.

Para conseguirlo, debes saber que cuenta con una cuchilla de corte diseñada en acero inoxidable de la más alta calidad, de tipo 304, para para uso alimencio. Su alta calidad y robustez aseguran la durabilidad el aparato. Esta cuchilla es desmontable, igual que todos los accesorios.

La potencia de funcionamiento es de 250W, con una velocidad máxima de 2880 rpm que permite procesar todo tipo de durezas de alimentos. La jarra es de alta capacidad, de 720ml.

En cuanto a los materiales de confección, se ha diseñado libre de BPA, Bisfenol A, o cualquier otro elemento que pueda resultar perjudicial de alguna manera para la salud.

El tamaño del procesador es de 32.8 cm x 24.2 cm x 19.2 cm y tiene un peso de 2.22kg.

Nº 3

Bosch MCM4100

Características
PROS
  • Completo: Se presenta con una larga serie de accesorios incluidos.
  • Mínimo consumo: Certificación energética de tipo A.
CONS
  • No le hemos encontrado ninguna pega a destacar.
Detalles

La siguiente propuesta de procesadores de alimentos es este modelo que se presenta con una potencia de 800W. Se puede regular en 2 niveles de velocidad + función turbo. Además, es una opción multifuncional, siendo capaz de amasar, de mezclar, batir, picar, cortar o de rallar.

En el precio del artículo se incluye una jarra mezcladora de plástico de gran calidad.

Si estás buscando un modelo que realmente sea potente, este es el que necesitas… sin embargo, el consumo no se verá disparado, y es que su certificación energética es de tipo A.

Cuenta con un sistema de 4 inserciones metálicas (para conseguir un corte en rodajas finas, gruesas y corte en tiras finas o gruesas). Las 4 inserciones son metálicas de acero inoxidable, permitiendo que el procesador siempre esté en las mejores condiciones posibles.

Cómo accesorios incluidos en el precio, además de la jarra, trae también un disco porta inserciones, un disco mezclador, así como un exprimidor.

Otra de sus características clave es que cuenta con pies de ventosa que consigue una buena estabilidad mientras funciona el aparato.

Nº 2

Bosch MCM68840

Características
PROS
  • Cuchilla innovadora: Cuchilla innovadora de tipo Supercut para conseguir resultados perfectos.
  • Potente: Gran potencia de 1250W.
CONS
  • Para conseguir completar el aparato hay que gastar bastante accesorios.
Detalles

Y terminamos con este procesador, disponible en dos versiones: tenemos la versión de 203 (que la marca considera obsoleta) y la versión de 2019, actualizada con las prestaciones que necesitemos en este modelo.

Tiene un sistema de indicador tipo LED con ajuste de velocidad, además de función cortar y turbo, pensada para trabajar en intervalos.

La potencia de funcionamiento es alta, de 1250W, permitiéndonos procesar grandes volúmenes de alimentos, así como alimentos más complicados, incluso hasta hielo.

Funciona con una cuchilla innovadora Supercut, consiguiendo unos resultados de picado perfectos.

Es multifunción, siendo capaz de hacer hasta 40 funciones diferentes, entre las que destacamos cortar, amasar, hacer zumo, etc.

Integra un bol de tipo XXL que tiene capacidad de 3.9kg para poder hacer masas de hasta 1.5kg. También incluye una tapa de plástico transparente con tubo de entrada y de empujador.

El tamaño del procesador es de 30 cm x 25 cm x 43 cm y su peso de 5.57kg.

El diseño es completamente profesional, ideal para adaptarse al estilo de cualquier lugar en el que se desee colocar, y para soportar el paso del tiempo.

Guía de compra

¿No sabes cómo elegir procesador de la comparativa que hemos visto? No pasa nada: esta guía de compra pretende ponerte las cosas muy fáciles.

Peso y dimensiones

Las dimensiones son importantes, ya que tendrán que considerar el espacio que tengas disponible en la cocina. Si no tienes mucho espacio, elige un procesador que sea compacto. El peso no suele ser muy relevante, a no ser que tu intención sea guardarlo cada vez que lo utilices -> si esto es así, te interesa un modelo muy ligero.

Capacidad

Con la capacidad nos referimos al volumen del bol, vaso o diferentes accesorios que pueda tener el procesador de alimentos para tratar los alimentos. Hay modelos, como el Bosch MCM68840, que tienen un bol XXL con una capacidad de casi 4L.
A mayor capacidad, más cantidad de comida será capaz de tratar, pero más voluminoso será el aparato.

Potencia

La potencia determina la capacidad que tiene el aparato para procesar los alimentos: si vamos a darle un uso intensivo, y no queremos tener limitaciones a la hora de tratar ciertos ingredientes, elige un modelo cuya potencia esté por encima de los 1000W.
Analiza también el consumo -> certificación energética.

Accesorios

A diferencia de otros dispositivos relacionados (cómo una olla programable o una batidora amasadora), un procesador de alimentos suele llevar muchos accesorios integrados. De ti dependerá echarles un ojo y pensar si realmente los vas a utilizar, si va a merecer la pena pagar por ellos.
Algunos modelos, aun a pesar de incluir muchos accesorios, requieren que compremos algunos de manera adicional, y esto encarecerá bastante el precio del artículo.

Seguridad

Cómo a la hora de comprar cualquier aparato, necesitamos que tenga un buen sistema de seguridad. Por ejemplo, que impida levantar la tapa mientras lo estamos utilizando, evitando así que nos podamos cortar con las cuchillas.

Higiene y ruido

En este caso no hay confusión: el mejor procesador de alimentos es aquel que resulta fácil de limpiar, y que emite el mínimo nivel de ruido posible. El ruido se mide en decibelios, pero, siendo francos, no es habitual que se dé este dato en la ficha técnica del producto.

Panel de control

Necesitas que el panel de control sea intuitivo y fácil de manejar. El aparato también debería de contar con un manual de instrucciones para que conozcamos todas las prestaciones desde el primer momento.

Velocidades

Finalmente, pero no menos importante, revisa las velocidades que se pueden controlar y si tiene función de Turbo.

¿Qué es un procesador de alimentos?

Cómo ya hemos comentado al principio del texto, un procesador de alimentos es una máquina que permite procesar los ingredientes sólidos (no líquidos como si que lo haría una batidora).

¿Para qué sirve un procesador de alimentos

Se puede utilizar para rallar, moler, picar, mezclar, incluso hasta es una buena opción para hacer mantecas de frutos secos (algo que no es capaz de hacer prácticamente ningún otro tipo de aparato, y mucho menos una batidora).
Conviene tener en cuenta que no es el sustituto a la batidora, si no más bien un complemento a ese aparato.
Con estas claves podrás encontrar fácilmente el mejor procesador de alimentos del mercado.

¿Nos Ayudas?

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales, de esta forma podremos llegar a más gente como tú y ayudarles a tomar una decisión correcta. Haz clic en alguno de los botones de abajo. ¡Muchas gracias!